domingo, 25 de septiembre de 2016

Helado de tarta de queso ¡sin gluten!

¡Hola soletes!

Y nunca mejor dicho eehhh.

Porque... ¡qué calor!

Os vais a reír, pero ando buscando la sombra por las esquinas como los perritos, jaja. Bueno más bien como mi chiquitina.

Y los entrenamientos... ¡Ay madre! Se hacen tan pesados con esta calor... Menos mal que voy a primerita hora, con el fresco de la mañana, pero aún así... A la vuelta no me libro del calor...

¡Quiero que vuelva el fresquito!

Mmmm... ¿y que mejor para que vuelva el fresquito en pleno verano?

¡Pues un delicioso heladito bien fresquito!

Así que tranquilos... No os derritais todavía que ya llega...

HELADO DE TARTA DE QUESO SIN GLUTEN

(Adaptada del libro "Objetivo: Cheesecake perfecto" de Alma Obregón)

Ingredientes:
Para la base:
  • 500 ml de nata para montar
  • 250 g de queso Philadelphia
  • 100 g de azúcar moreno
  • 150 ml de leche entera
  • 1 cucharadita (colmada) de extracto de vainilla


Para el sirope:
  • 200 g de frambuesas
  • 2 cucharadas de azúcar
  • 1/2 cucharada de maicena
  • El zumo de medio limón


Para el topping de galleta:
  • 100 g de galletas maria sin gluten (Gullón)


Preparación:


Para saborear este maravilloso helado, no hace falta que os compliquéis mucho. Simplemente mezclamos muy bien con unas varillas o robot de cocina todos los ingredientes para la base. Tenéis que aseguraros de que no quede ningún grumito en la base y que quede lo más sedosa y cremosa posible.

Pero... ¡cuidado! No os paséis batiendo porque cortaréis la nata y os saldrán trocitos de mantequilla.


Cuando tenemos la base lista, la dejamos reposar una horita u hora y media en la nevera, para que se ponga bien fría.

Pasado este tiempo, echamos la base en la heladera y la dejamos removiendo a velocidad mínima durante unos 20 minuticos.

Y... ¿si no tengo heladera'

¡No pasa nada!

En un recipiente apto para congelar, echamos la base del helado y lo metemos en el congelador durante uno 35-40 minutos. Luego lo sacamos y volvemos a batir muy bien. Volvemos a meter en el congelador, y durante las próximas 2 horas y media, lo sacaremos cada 30 minutos y lo batiremos muy bien. Esto nos va a permitir que se quede muchisimo más cremoso.



Mientras la base se esta transformando en un delicioso helado, vamos a preparar el sirope de frambuesas. Para ello, echamos todos los ingredientes del sirope en una cazuela y lo calentamos a fuego medio. Vamos removiendo hasta que todas las frambuesas se han desecho y tenemos una salsa espesa.

Dejamos reposar apartado del fuego.

Cuando el helado de la heladera ya se ha creado, lo echamos en un recipiente apto para el congelador.




En el caso de no tener, simplemente lo hacemos antes de meterlo en la última "ronda".

Echamos por encima el sirope y el topping de galleta, y con ayuda de una espátula mezclamos un poquito con movimientos envolventes, sin que se llegue a mezclar del todo.

Para conseguir la textura de helado, es recomendable dejarlo reposar en el congelador durante 2 horitas.

Y después de las 2 horitas...

¿Quién quiere helado para combatir el calor?

Yoooo... Ya estoy corriendo al congelador a por mi bolita...

Mmmm...



Pero... ¿aún seguís aquí?

¡¡Venga!!

Dadle una patada al calor y refrescaros con un helado sano y casero, que está delicioso.

¡Hasta la próxima!

Sino me he derretido...

Besitos de tarta de queso...


"La vida es como un helado: tienes que aprender a saborearla" Desmotivaciones.es